Imagen - trabajo freelance,contratar - Pasos para contratar un diseñador gráfico freelance - diseño

Pasos para contratar un diseñador gráfico freelance

Muchas veces, para lograr una comunicación visual efectiva necesitamos un diseñador gráfico. Estos profesionales brindan soluciones puntuales a situaciones concretas, como el desarrollo de la identidad de una marca, una invitación a un evento, un banner publicitario, la interfaz de una página web, la diagramación de libros y revistas, etcétera.

Los diseñadores gráficos utilizan herramientas digitales ligadas a las Bellas Artes. Pero, a diferencia de los artistas, buscan que el mensaje a transmitir sea objetivo y tenga un propósito, es decir, que no esté sujeto a múltiples interpretaciones. Además, el diseño gráfico evoluciona junto a la tecnología, al adaptarse y aprovechar los avances para construir nuevas propuestas.

Un buen diseño gráfico no solo tiene en cuenta la armonía, el contraste, las jerarquías, las tipografías y la paleta de colores; un buen diseño gráfico aporta credibilidad, confianza y ayuda a captar la atención de las personas.

El atractivo visual de una marca es un aspecto muy importante a considerar. La coherencia y consistencia gráfica suelen dar cuenta de una empresa organizada, con una identidad propia y definida. Por lo tanto, si necesitas ayuda de un profesional del diseño gráfico, te aconsejamos seguir los siguientes pasos.

1. Analiza portfolios

Una de las primeras cosas que debes hacer antes de contratar un diseñador gráfico freelance es analizar su portfolio de trabajos previos. Allí, podrás ver su estilo, sus clientes y la versatilidad de lenguajes gráficos que podrían acercarse a lo que estás buscando.

2. Evalúa la experiencia

La experiencia del freelancer puede ser una característica a considerar a la hora de elegir un diseñador que satisfaga las necesidades de tu marca. En muchas plataformas de trabajo freelance, los profesionales cuentan con un perfil con comentarios, calificaciones, posición en ranking y otros atributos que permiten evaluar su reputación.

Tener en cuenta la experiencia del diseñador freelance puede aportar calidad y transparencia a la hora de elegir al mejor profesional para tu proyecto.

3. Consulta el precio

Las grandes empresas invierten millones de dólares en el desarrollo de su imagen. Pero esto no implica que haya que gastar ese dinero para encontrar a un diseñador que aporte valor a tu marca. Los diseñadores gráficos freelance ofrecen un servicio más personalizado y a menor precio que el que brindan las agencias.

Es recomendable comparar varias ofertas antes de contratar. Los precios varían según el tipo de trabajo, el diseñador, el tiempo disponible, etc.

4. Comunícate con empatía, de forma clara y útil

Una vez que hayas investigado distintos perfiles, comunícate con los diseñadores gráficos desde la empatía. Ellos deberán interpretar ideas abstractas y realizar piezas funcionales, estéticas y memorables que hagan que tu emprendimiento se destaque. Para ello, debes poder transmitirle la impronta que caracteriza a tu empresa y la propuesta visual que estás buscando.

Realiza una comunicación efectiva y ofrece detalles útiles y referencias. Especifica el tipo de público al que va dirigido tu negocio y cuál es el medio en el que se va a exhibir (digital, banner, afiche, volante de papel, etc.).

5. Comienza con trabajos pequeños

Para que la experiencia de trabajo sea fluida y agradable, es preferible empezar con trabajos sencillos como catálogos, banners, anuncios en redes sociales. El diseñador debe converger su creatividad con tus requerimientos y para ello conviene que presente varias propuestas. Esto permitirá definir la línea gráfica, a partir de las observaciones y devoluciones que sean necesarias.

Una vez que el diseñador conozca bien el mercado y tus clientes, estará preparado para realizar trabajos más complejos como el rediseño de la imagen corporativa.

6. Disponibilidad de trabajo remoto

Al contratar el servicio profesional de un diseñador gráfico, es importante contemplar las instancias de revisión, los tiempos acordados para entregas y los plazos de pago.

Hoy en día, no es necesario reunirse de forma presencial para realizar feedbacks: el trabajo remoto está cobrando mayor protagonismo año a año. Esta modalidad agiliza los tiempos para ajustar los detalles que ayudarán a crecer y a mejorar la comunicación visual de tu empresa.

Categoría: diseño